×
×

Adolfo Celdrán

Adolfo Celdrán

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

ADOLFO CELDRÁN nació en Alicante en 1943. Siendo estudiante de de Físicas se trasladó a Madrid, donde –en 1967– fue cofundador e integrante del grupo de cantautores llamado "Canción del Pueblo" , en el que también participaron, entre otros, Elisa Serna, Hilario Camacho, Carmina Álvarez, José Manuel Brabo "Cachas", Luis José Leal, Anselmo Cano, Manuel Toharia, o Paco Niño.

En 1969, Moncho Alpuente –que en aquel momento trabajaba en la empresa discográfica Sonoplay, posteriormente transformada en Movieplay– entró e contacto con Adolfo y le planteó la posibilidad de grabar su primer disco.

Aquella propuesta se concretó ese mismo año, en la edición de un single en el que se recogieron tres de las primeras canciones de Celdrán : sus versiones en castellano de la canción intaliana "Bella ciao" y de la canción "Little boxes", de la cantante estadounidense Malvina Reynolds –a la que le puso el título de "Cajitas"–, y "General", canción construida sobre dos poemas de Bertolt Brecht: "General, tu tanque es poderoso" y "Otra vez se oye hablar de grandeza".

Al año siguiente, ya con el sello Movieplay, Adolfo editó su primer LP; titulado "Silencio", en el que contó con la colaboración de Carlos Montero como arreglista.

Este disco –hoy de referencia para la "canción de autor"– se componía de cuatro canciones compuestas sobre textos del poeta Jesus López Pacheco"Canción de la novia del pescador", "La mala pesca", "Canción bailable" y "Una canción"–; dos canciones con textos de Bertolt Brech"El sastre de Ulm" y "La cruzada de los niños"–, las canciones "Qué pena" –con texto de León Felipe y música de Carmina Álvarez–, "Doña María" –sobre un poema de Nicolás Guillén– y "Canción del pescador", de Carlos Álvarez, y dos temas con letra y música de Adolfo: "A la voz del pueblo" y "Canción a las seis de la mañana".

Aquel primer LP de Adollo Celdrán lo ilustró Juan Genovés, uno de nuestros más grandes pintores contemporáneos. «Yo estaba penando como hacer la portada –recuerda Adolfoy me acorde de un cuadro de Genovés que estaba colgado en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid, que a mi me gustaba mucho, y me dije: "A mi el que me gusta para mi disco es Genovés". Pregunté a gente donde vivía y me dijeron que en Arabaca. Le llamé y le expliqué lo que quería. Después de oír mis canciones estuvo de acuerdo y tuvo que trabajar bastante para adaptar dos de sus cuadros a mi disco».

La edición de "Silencio" fue un auténtico acontecimiento musical en 1970 por varias circunstancias: en primer lugar, porque aquel LP fue el primero grabado en España cantado en castellano dentro del género llamado "canción de autor"; en segundo lugar, por el contenido comprometido y revolucionario de sus canciones –pensemos que en aquel momento Franco y su "chicos" estaban todavía "vivitos y coleando"–; en tercer lugar, por la creatividad musical y la calidad interpretativa de Adolfo, y, en cuarto lugar, por la inesperada participación de Genovés en el proyecto.

Tras aquel disco y, sin duda, como consecuencia de él, se inició para Adolfo Celdrán un largo período de auténtico silencio motivado por la censura, experiencia que dejó plasmada, años después, en su cuarto LP, "Denegado" (1977). Fue un tiempo duro y desalentador, en el que Adolfo decidió volverse a Alicante y en el que estuvo a punto de dejar la canción. El mismo nos lo explica:

«Se planteó una situación muy critica. Me costaba hasta componer, porque sentía una profunda sensación de inutilidad, ya que no se podía cantar nunca, y cuando se cantaba había tantísimos problemas que era casi peor. Fue dramático. Estaba a punto de retirarme. Pensaba: "Por lo menos, si digo no canto seré yo quien lo diga, no serán ellos". Entonces, de repente vino la Revolución de los Claveles en Portugal, y de la noche a la mañana me di cuenta de que sí, de que había una esperanza, de que se podía hacer algo. "Está claro que esto tiene que cambiar. Si Portugal ha cambiado, esto tiene que cambiar...". Inmediatamente me di cuenta del papel que había desempeñado ahí la canción. Aquella revolución portuguesa se había levantado con la "Grandola Villa Morena", de José Afonso...; del compañero y amigo José Afonso, precisamente. Su canción había servido como contraseña para levantar al ejército portugués en contra del fascismo. Luego vinieron otros cantantes portugueses como él: Luis Cilia, Sergio Godinho y tantos otros... Si ellos estaban tan deprimidos como nosotros y la canción había dado ese salto, está claro que había que empezar otra vez, con muchísima más fuerza, a hacer canciones y a preparar el momento de los "claveles" aquí. Empecé a trabajar de nuevo... Eso que yo había sentido lo sintieron otras muchas personas en España y las cosas empezaron a cambiar... Concretamente las casas de discos se dieron cuenta de que podían vender muchos más discos de los nuestros, y entonces Movieplay me ofreció todas las posibilidades para volver a grabar... Así se hizo "4.444 veces por ejemplo", mi segundo LP.»

Anteriormente, durante aquellos años de silencio discográfico, Adolfo Celdrán se dedicó a ejercer como profesor y a la realización de otras actividades creativas: en 1974, por ejemplo, escribió la obra teatral "La virgen roja" que quedó como finalista en el VII Premio Nacional de Teatro de Sitges –estrenada bajo la dirección de Juan Antonio Quintana–, y ultimó su libro de poemas "Todas las caras de la ausencia", publicado en 1976.

Tras la edición del disco "4.444 veces, por ejemplo" –en el que Adolfo hizo una apuesta decisiva por la reivindicación del gran poeta Miguel Hernández–, al año siguiente publicó el LP "Al borde del principio". Hermoso disco ilustrado por el ceramista Arcadio Blasco, que concluía con un poema de Celdrán titulado, al igual que el LP, "Al borde del principio", poema homenaje a Miguel Hernández.

En 1977, Adolfo editó su LP "Denegado", al que antes hacía referencia, y decidió retirarse del universo de la creación musical para dedicarse a la Universidad y a la realización de todo tipo de actividades culturales; retirada que interrumpió en el año 2001 en el que hizo su reaparición con un CD titulado "Jarmizaer, Jarmizaer" con textos propios, de Federico García Lorca y de Antonio Machado. Disco en el que hay que destacar la participación de Gaspar Payá y Germán Torregrsosa como autores de la música de varios de los temas que lo integran.

El mismo año de su reaparición discográfica, Adolfo Celdrán estrenó su obra teatral "Como un leve dolor en las sienes"; en 2003 apareció su libro de poemas titulado "Entrevidas" y no ha cesado de participar en conferencias, conciertos y todo tipo de actividades relacionadas con la canción de autor y, en particular, con su especial pasión hacia la personalidad y la obra de Miguel Hernández.

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)