×
×

César de Centi

César de Centi

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

Me llamo César y es normal que cante lo que canto, entre otras cosas porque en mi casa se respiraba mucha canción de autor desde los tocadiscos de mi familia y porque mi madre trabajaba en una de las pocas tiendas de música que había en Coruña. En 1998 iba como público al Bar de los Ron, un local de mi ciudad donde se hacían jam session de cantautores y se programaba con cierta asiduidad música en directo. Pocos meses antes de su cierre hice el peor concierto de mi vida, aunque era el primero, y fue allí.

Allá por el 2000 empezaba a mostrar mis canciones en locales de música en directo, con más o menos suerte. Durante esa época aprendí un puñado de cosas que hoy conservo como el mayor regalo de esta profesión. Al principio, guitarra en mano, buscaba junto a muchos compañeros sitios que quisieran programar canción de autor: así apareció Concierto Encanto, donde nos juntamos unos cuantos, unimos fuerzas y sacamos un disco. Aquel disco se presentó en el Forum Metropolitano y esa fue la primera vez que mis padres me vieron cantar en un auditorio.

En 2008 grabé "Principios y declaraciones" con Jose Luis Paz, que sería mi primer trabajo. Participé durante varios años en las fiestas de mi ciudad, organicé eventos relacionados con la canción de autor y así nacieron, entre otros proyectos, los Conciertos de Cantautores en el Paraninfo de la Universidad.

Tuve la suerte de participar en discos de algunos compañeros y cantar con algunos referentes de la canción de autor. En el año 2012 nació Viernes de Cantautar, junto a Paris Joel y Xurxo Mares, una asociación cultural desde la quebuscamos revitalizar de nuevo el espacio de la canción de autor en Coruña. Allí cada primer viernes de mes me reafirmo en que lo más importante es el camino. Durante todos estos años he recordado aquellas lecciones del principio, que por aquel entonces repetía a pies juntillas.

Entonces apareció el 2013: llevaba años cayendo en el tedio más absoluto, pero una amiga me habló del crowdfunding y entonces empezó todo de nuevo. Hice una precampaña explicando qué era eso en librerías y bibliotecas, y el 19 de diciembre de 2012, a la una del mediodía, empezaba el proyecto de "La luz de los gigantes".

Conseguimos la meta pronto, algo impensable para mí (y esto es probablemente lo mas sincero de esta autobiografía) y digo conseguimos porque Javier Pato y David Taboada remaron conmigo. El disco se publicó en enero de 2014, contando con las colaboraciones de Felix Arias, Silvia Penide y Paris Joel. Los músicos fueron Diego Barral, Juan Aparicio, Dresan Drex, Alberto Mouriño, Tonu Leiro, Mabel Carro, Iago Gordillo, Juan Cordonie y más de diez cantautores y cantautoras que quisieron cantarse una frase a mi lado en una de mis canciones.

Sin dudarlo, el 18 de enero de 2014 tuvo lugar el concierto más importante de mi carrera hasta la fecha: fue en el Centro Agora; disfruté antes, durante y después y aún hoy me dura la resaca. En menos de un mes hicimos la segunda presentación en La Fabrica de Oleiros y así, casi sin esperarlo, conseguimos una notable afluencia de gente en los dos sitios. Este año he viajado como nunca antes había hecho con la música: con la idea de llevar el disco a muchos sitios, he tenido el trabajo de poder subirme a escenarios que muy probablemente cuando iba al Bar de los Ron no me los podía ni imaginar.

Desde hace unos meses estoy metido de lleno en un nuevo proyecto, se llama CINCOPAREDES y lo comparto con referentes de mi ciudad, trabajadores de la canción (Luis Moro, Felix Arias, Silvia Penide y Nando Deibe) que presentaremos en el Teatro Rosalía de Castro. Trabajo para hacer canciones que tengan continuidad y atajos con el tiempo. Muchas cosas por resolver aún y demasiado que trabajar. Mis amigos dicen que me encanta la palabra "colectivo".

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)