×
×

Carmen Santonja

Carmen Santonja

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Fecha de fallecimiento: 
Año de fallecimiento: 

Detalle autor

Biografía

Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen se conocieron e hicieron amigas en los años cincuenta, siendo estudiantes, en la Universidad de Madrid; amistad que surgió de aficiones y sensibilidades comunes: el arte, el cine, la música, la literatura.... y, sobre todo, de la existencia, entre ellas, de una gran complicidad basada en el rechazo que ambas sentían hacia el machismo, tan agudizado en aquella época, y hacia la falta de libertad que las circunstancias políticas y sociales imponían a todo el mundo, pero, muy en particular, a las mujeres.

A CARMEN SANTONJA le fascinaba el mundo del cine y de la televisión, afición que se vio acrecentada cuando su hermana Elena se casó con Jaime de Armiñán. «Me divertía salir, de vez en cuando, en películas de amigos –solía decir recordando los años sesenta–. Además como por aquella época estaba sin un duro, resultaba una buena forma de sacarme unas perras». Concretamente Carmen intervino, haciendo papeles secundarios, en películas como "El cochecito", de Ferrari; "La niña de luto", dirigida por Manuel Summers, o a las órdenes de su cuñado, en algunos programas de televisión.

Ella también practicaba la pintura y fue autora de numerosos libros de cuentos para niños y adolescentes, como "El planeta Analfabia", "La sirena de la fábrica", "Mermelada de anchoas", "El pájaro de fuego", "La leyenda de Santa María de la Pena Negra", "La Boutique Fantasque" o "Las travesuras de Till Eulenspiegel".

GLORIA VAN AERSSEN, por su parte, era también pintora y artesana, pero, en realidad, su gran pasión fue siempre la música; de echo, ella fue quien inició a Carmen en el mundo del rock, y sobre todo en el conocimiento de los Beatles, de los Rolling Stones o de Bill Haley, que a ambas les entusiasmaban.

El orgien de "VAINICA DOBLE" parece que está en la indignación y el cabreo que Gloria sintió, un buen día de 1966, al comprobar la mediocridad de las canciones que solían transmitirse en televisión o que se presentaban a los festivales de turno: «Gloria me llamó –contaba Carmeny me dijo que por qué no nos dedicábamos a componer. Y así lo hicimos. Nos juntábamos en su casa, o en la mía, y surgieron las primeras canciones».

      

Su primera experiencia musical como dúo la tuvieron en 1967, cuando crearon las sintonías para la serie de televisión "Fábulas", que dirigía Jaime de Armiñán; el propio Jaime, pasado un tiempo, afirmaba: «Las canciones de Gloria y Mari Carmen contando las andanzas de la tortuga, del señor cuervo o de la señora raposa se convirtieron en uno de los pilares de la serie, y yo sé de más de uno que apagaba el televisor tras escuchar la correspondiente fábula cantada que encabezaba cada programa».

Dos años más tarde, en 1969, Carmen y Gloria entraron en contacto con Pepe Nieto –músico extraordinario que había sido batería de Los Pekenikes y que, más tarde colaboraría con el grupo Aguaviva–, y a través de él consiguieron que el grupo llamando Nuevos Horizontes incorporara a su repertorio cuatro de sus canciones: "El afinador de cítaras", "Las cuatro estaciones", "Mi mosca favorita" y "Mi churumbel".

Ese mismo año, 1969, Carmen y Gloria conocieron al director de cine y dibujante Ivan Zulueta y compusieron tres canciones para su película "Un, dos, tres, al escondite inglés"; a la vez que colaboraron de nuevo con Armiñán creando la banda sonora de "Carola de día, Carola de noche".

En 1970, aconsejadas por Pepe Nieto, grabaron su primer single con el nombre de Vainica Doble; un single con dos hermosísimas canciones: "La bruja" y "Un metro cuadrado", editado por Columbia.

Al año siguiente de la grabación de su primer single –concretamente en la primavera de 1971–, rotas sus relaciones con Columbia, Carmen y Gloria entraron en contacto con Manolo Díaz, que además de ser el productor del sello "Acción" –en el que editaron Pablo Guerrero y Aguaviva su primer disco– se encontraba preparando otro nuevo sello discográfico llamado "Ópalo".

Manolo convencido, desde el primer momento, de la calidad musical y poética del dúo, se decidió a contratarlas para que grabaran su primer LP en el nuevo sello recien creado.

En aquel primer álbum, producido por Manolo Díaz y arreglado musicalmente por Pepe Nieto, "Las Vainicas" incorporaron dos canciones tomadas de la serie televisiva "Fábulas""La cotorra" y "La cigarra y la hormiga"–, y diez maravillosos temas nuevos, a cual más sugerente.

Con referencia a aquel primer disco, hay varias curiosidades que merecen ser recordadas. En primer lugar, la presencia en la grabación de un coro infantil integrado por los hijos de Gloria, los sobrinos de Carmen y demás familia. (Circunstancia que evoca la grabación, en el año 2000, de su último disco, al que titularon "En familia".)

En segundo lugar, la increíble, pero cierta, intervención de la censura, que retuvo la salida del LP más de tres meses con especulaciones tales como si el "gato" que protagonizaba la canción "Quien le pone el cascabel al gato", podría referirse, o no, a don Francisco Franco... Imagínense el grado de locura y de insensatez que tenían aquellos "maléficos y sádicos censores"; la letra de la canción decía simple y llanamente esto: «Niño no duermas más / niño despierta ya, / que hay que poner el cascabel al gato / que se lo pongas tu, no se lo pongo yo / que se lo ponga Rita».

Tras aquel primer LP, Vainica Doble grabó varios singles, también en el sello "Ópalo", que recogían canciones de las series de televisión "Refranes" y "Las doce caras de Eva", de Armiñán; y en 1972, otro curioso single de carácter navideño con dos canciones: "¡Oh Jesús!" –que en 1997 volvieron a grabar en el CD "Carbono 14"– y "El evangelio según San Lucas".

Al año siguiente, 1973, el sello "Ópalo" se vio obligado a cerrar por problemas económicos y, a través de José Manuel Caballero Bonald, Carmen y Gloria ficharon con la discográfica Ariola en la que grabaron el LP titulado "Heliotropo"; bellísima obra en la que figuran canciones como "Habanera del primer amor", "Dos españoles, tres opiniones", "Requien por un amigo". "Elegía al jardín de mi abuela", o "Coplas del iconoclasta enamorado".

                       

Tras la grabación del LP "Heliotropo", Gloria decidió marcharse a vivir en Altea, y el dúo Vainica Doble, como tal, se mantuvo prácticamente inactivo hasta que en 1975 José Luis Borau reclamó a la pareja para que compusieran la banda sonora de su película "Furtivos".

De aquel reencuentro creativo nació su tercer LP titulado "Contracorriente", grabado en el sello "Gong", que dirigía en Movieplay, Gonzalo García Pelayo; disco de nuevo hermosamente ilustrado por Iván Zulueta, en el que intervinieron como arreglistas y como músicos Rafa Gálvez, Pancho Company y Francisco Cervera –trío que en aquel momento se hacía llamar "Limón Exprés"–, y en el que colaboraron Gualberto –con su sitar–, Carlos Cárcamo, Santi Vilaseñor, Salvador Domínguez e Hilario Camacho.

Nada más publicar el disco "Contracorriente", a pesar de que Carmen y Gloria habían firmado inicialmente un contrato de cinco años con la discográfica Movieplay, se les fue rescindido; circunstancia, sin duda, motivada por su peculiar personalidad como autoras; a ellas lo que les gustaba era crear sus propias canciones a su ritmo y en libertad, y luego disfrutar grabándolas y haciéndoselas llegar a la gente, pero se resistían sistemáticamente a entrar en todo el complejo mundo del marketing y de la promoción, lo que suponía un serio problema para las empresas discográficas.

Lo cierto fue que, como consecuencia de su ruptura discográfica con Movieplay, no volvieron a grabar hasta que, en 1980, Manolo Domínguez –amigo y muy admirador de su obra– les pidió que preparara un nuevo disco para el sello "Guimbarda" –magnífico y mítico sello discográfico que el mismo había creado y dirigía–. Ellas aceptaron la propuesta y compusieron el LP titulado "El eslabón perdido", una nueva joya en la que contaron con la participación de músicos como Luis Mendo, Bernardo Fuster, Gaspar Payá, Jose María Guzmán o José Manuel Yanes.

Al año siguiente publicaron su segundo disco con el sello Guimbarda, titulado "El tigre de Guadarrama" (1981), tras el que se produjo otro largo paréntesis discográfico, interrumpido en 1984 con un doble LP titulado "Taquicardia" producido por el inolvidable Mario Pacheco –fallecido en noviembre de 2010– y editado en su sello discográfico "Nuevos Medios".

Aquel disco fue realmente sorprendente. Bajo la dirección musical de Ángel Muñoz Alonso "Reverendo". Carmen y Gloria nos ofrecieron un conjunto de extraordinarias canciones como "La funcionaria", "No lo pienses más", "Sígueme", o la que le da título a la obra "Taquicardia", canción en la que le hicieron coros Luis Pastor, Pablo Guerrero, Javier Bergia, José Alberto Arteche y Antonio Resines.

Ese mismo año Gloria y Carmen crearon la sintonía para el programa de televisión "Con las manos en la masa"; programa, dirigido y presentado por Elena Santonja –hermana de Carmen– que fue emitido durante siete años. La canción de aquella sintonía fue interpretada por las Vainicas con la colaboración de Joaquín Sabina.

En 1997, Vainica Doble reapareció en el mundo discográfico con un CD editado por Polygram, titulado "Carbono 14", en él incorporaron, entre otras, la canción "Dame tu amor. (Lo eres todo)", interpretada con la colaboración de Alejandro Sanz; y tres años más tarde dieron a luz la que sería su última obra: "En familia" (2000), un CD, bellísimamente editado por Elefant Records, que se grabó días antes de la dolorosa muerte de Carmen Santonja.

Carmen murió en Madrid el 23 de julio de 2000 y, quince años más tarde –el 22 de octubre de 2015, también nos dejó Gloria Van Aerssen.

     

(Fotografía de Juan Miguel Morales López.)

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)