×
×

Cecilia

Cecilia

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Fecha de fallecimiento: 
Año de fallecimiento: 

Detalle autor

Biografía

Evangelina Sobredo –conocida artísticamente a partir de 1971, como CECILIA– nació en El Prado, Madrid, el 11 de octubre de 1948. Al ser hija de un diplomático, vivió su infancia y su adolescencia fuera de España, en los diferentes países a los que su padre iba siendo destinado; países donde cursó sus estudios primarios y el bachillerato inglés, y donde aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta, acompañándose de temas de Joan Baez o de Bob Dylan, que eran sus cantantes preferidos.

En 1966, volvió a España y se matriculó en la Facultad de Derecho de Madrid.

Dada su pasión por la música, nada más llegar a Madrid empezó a frecuentar los lugares en los que se tocaba música folk, donde conoció a Nacho Sáenz de Tejada –que en aquel momento formaba parte del grupo Nuestro Pequeño Mundo– y a Julio Seijas –del grupo La Compañía–. A partir de aquel encuentro, Nacho, Julio y Evangelina decidieron juntarse para formar un grupo al que llamaron Expresión; grupo que, en 1970, grabó un single con dos canciones en inglés –Try catch the sun y Have you ever had a blue day?.

Dos años después de aquella experiencia, disuelto el grupo Expresión, Evangelina entró en contacto con la compañía discográfica CBS y firmó un contrato que mantuvo hasta que sufrió el accidente que le costó la vida.

Nada más fichar para la compañía CBS se le propuso cambiar de nombre a la búsqueda de otro que artísticamente resultara más comercial. En principio, se pensó en llamarla Eva –tomando las tres primeras letras de su nombre real–, pero no fue posible porque ya había otra cantante que se llamaba así, y el nombre estaba registrado; finalmente se decidió llamarla Cecilia, título de una de las canciones más populares de Simon y Garfunkel que en aquel momento estaba siendo lanzada, por la misma compañía, en el álbum "Bridge over troubled water" ("Puente sobre las aguas turbulentas").

Ya con el nombre de Cecilia, en 1971, grabó su primer single con dos temas compuestos por ella mima: "Mañana" y "Reuníos", canción que era una especie de súplica a los Beatles –hacia los que sentía una gran admiración– para que reconsiderasen la decisión que habían tomado, en aquel momento, de separarse.

Al año siguiente grabó su primer LP, titulado sencilamente "Cecilia" en el que incorporó canciones que rápidamente alcanzaron un gran éxito y se hicieron muy populares; entre ellas, "Dama dama", "Señor y dueño" y "Nada de nada", canciones compuestas sobre textos muy bien escritos que hacían referencia a realidades, a personajes y a sentimientos de la vida real, y que ponían claramente de manifiesto su gran sensibilidad hacia todo lo que acontecía a su alrededor.

En 1973 grabó su segundo LP titulado "Cecilia 2"; y dos años más tarde, reapareció en el mundo discográfico con "Un ramito de violetas" (1975), disco producido por Juan Carlos Calderón e ilustrado por ella misma. (Cecilia fue una pintora naif con obras muy hermosas y de gran originalidad dentro de ese estilo de expresión plástica).

Recién editado el LP "Un ramito de violetas", TVE y la compañía discográfica CBS le propusieron que se presentara al festival de la OTI, que se iba a celebrar en Puerto Rico, interpretando la canción "Amor de medianoche", de Juan Carlos Calderón. Ella, poco partidaria de aquel tipo de festivales, se resistió a aceptar la propuesta, aunque al final, después de muchas presiones accedió, con la condición de poder rehacer el texto de la canción para aproximarlo a su lenguaje y a su forma de pensar. La canción, una vez transformada, consiguió el segundo puesto en el festival.

En 1976 se editó un nuevo LP recopilatorio de algunas de sus canciones en el que se incluyó la canción "Amor de medianoche", a la que antes hacía referencia.

Ese mismo año, tras grabar y editar un single con sus dos últimas canciones: "Tú y yo" y "Una guerra" –canción en la que vuelve a manifestarse contra la violencia como fórmula para la resolución de los conflictos–, Cecilia, desgraciadamente, murió en un accidente de coche; fue el 2 de agosto de 1976, cuando regresaba de Galicia, donde había dado un concierto.

Tras el fallecimiento de Cecilia, se han publicado varios discos recopilatorios y otros en los que se recogen canciones inéditas, entre ellos los siguientes; "Canciones inéditas" (1983); "20 grandes canciones" (1991); "Desde que tú te has ido" (1996) –incorporando la colaboración de Julio Iglesias, Ana Belén, Miguel Bosé, Manolo Tena, Sole Giménez y Merche Corismo–; "Un millón de sueños" (2006); "Cecilia inédita en concierto" (2011); "Mi muñeca" (2012); "Esencial Cecilia" (2012) y "Diálogos" (2013)

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)