×
×

Gorka Knörr

Gorka Knörr

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

GORKA KNÖRR fue otra de las voces clave de la "nueva canción vasca" en la década de 1970. Una voz que el crítico Manuel Domínguez, con motivo de la publicación de su primer LP "Araba kantari" (1975), presentaba en la revista Ozono –publicada en noviembre de 1975– con esta rotunda afirmación: «Gorka Knörr es la fuerza renovadora de una nueva generación más joven que llega a la canción.». Un cantautor que, gracias precisamente a su fuerza renovadora y a su profunda sensibilidad, pronto se convirtió en uno de los cantantes vascos más conocidos dentro y fuera de Euskadi.

Gorka nació en Tarragona en 1950, de padre vasco y de madre catalana; su primera infancia transcurrió en Cataluña y, aunque pronto tuvo que trasladarse con su familia a vivir en Vitoria, siempre ha mantenido viva esa parte catalana de su identidad que su madre supo enraizarle. «Yo soy más que un nacido accidentalmente en Tarragona –comenta en 2004–. Adoro a mi madre, una persona sencilla, muy catalana, que, además de haber criado once hijos y una hija, ha leído lo suficiente como para asombrarnos con sus bastos conocimientos y cultura. He respirado a través de ella el perfume de la lengua catalana, de los paisajes de la Terra Alta y del Mediterránea.»

Ya en Vitoria, estudió en el colegio de los Corazonistas, donde la enseñanza era en aquel momento, por supuesto, en castellano. «En la Vitoria-Gasteiz de entonces –recuerda Gorkalos núcleos vasquistas y abertzales eran muy reducidos. La represión había sido dura, y la intimidación sobre los todavía resistentes era implacable [...] El euskera no se oía en la calle. Yo me di de bruces con el euskera cuando en el bachillerato me encontré con internos vizcaínos y guipuzcoanos. Para mí fue como un shock. Pero no tomé la decisión de aprenderlo sino años después.»

Finalizados sus estudios primarios y secundarios, Gorka se trasladó a Barcelona para iniciar sus estudios universitarios en el Instituto Químico de Sarrià, donde sólo permaneció dos años. Fu allí, en la primavera de 1969, donde un buen día asistió a un concierto que se celebraba en un colegio mayor, y tuvo la oportunidad de conocer y de oír cantar en directo a José Ángel Irigaray, a Lourdes Iriondo y a Xabier Lete, pertenecientes al colectivo "Ex Dok Amairu".

«Yo, para entonces –sigue recordando Gorka–, había comprado algún disco de Lete y de Laboa, y me había aprendido las canciones de memoria, pero todo mi conocimiento de euskera se reducía a que sabia decir "agur" y "eskerrik asko". Recuerdo como el ambiente que viví en aquel recital me hizo tomar partido por el País Vasco y su lengua propia. Al final del recital nos quedamos algunos a tomar algo con los cantantes, y recuerdo que Lourdes me preguntó si sabía euskera; "en un año lo aprendo", le dije. y lo cumplí.»

Efectivamente, poco tiempo después, Gorka decidió volver a Vitoria y cambiar de estudios universitarios, se trasladó a Guipúzcoa para hacer Empresariales. Fue allí donde empezó a aprender el euskera por las noches. Al final lo consiguió, cumpliendo así lo que había anunciado a Lourdes en Barcelona.

En San Sebastián, Gorka conoció y se hizo amigo de Eduardo Moreno Bergaretxe "Pertus", uno de los mejores guitarristas de euskadi, En su casa aprendió los primeros acordes de guitarra y juntos empezaron a interpretar algunas versiones de canciones creadas por Mikel Laboa y Natxo de Felipe, líder del grupo Oskorri.

En 1970, Gorka Knörr fue detenido por la policía y encarcelado por la participación en la manifestación del 1 de Mayo, y allí en la cárcel, acompañado de su guitarra, empezó a componer sus primeras canciones.

Al año siguiente –concretamente en el mes de febrero–, Gorka junto a su amigo Eduardo, dio un primer concierto en el salón de la Sociedad Excursionista Manuel Iradier, de Vitoria. Concierto al que le siguieron otros en Aramaio y en Lakuntza.

Todo marchaba bien y el dúo funcionaba, hasta que, en 1972, Eduardo Moreno, que se había afiliado a ETA, con el seudónimo de "Pertus", tuvo que huir y cruzar la frontera como refugiado, hasta su misteriosa desaparición, en julio de 1976.

A partir de aquel momento Gorka continuó su carrera en solitario: «Empecé a cantar, primero, a salto de mata; después empezaron a llamarme algunas organizaciones populares. [...] La alternativa me llegó al cantar en el teatro Guridi, de Vitoria, en julio de 1973, con Benito Lertxundi, Xabier y Lourdes. Me temblaban muchísimo las piernas, pero salí vivo, con buenas críticas y ya empecé a cantar regularmente con ellos y con otros como Antton Valverde, por ejemplo, y también con Urko o con otros cantantes de Iparralde, como Manex Pagola.

En 1974 Gorka grabó su primer LP "Araba kantari" (Artezi), un disco en el que se planteó como objetivo prioritario situar su provincia, la menos vascófona de todas –en aquel momento– respecto a los demás territorios de Euskal Herria; en aquel primer trabajo discográfico recreó una recopilación de canciones populares de Álava, e incluyó dos temas propios "Araba" y "Treviño" con los que iniciaba y finalizaba el disco.

Al año siguiente, apareció su segundo álbum, titulado "Nik nahi dudana" (Artezi, 1975), y en 1976, ya con la discográfica Movieplay, "Txalaparta", disco en el que Gorka grabó una versión de "L'estaca" de Lluís Llach"Agure zaharra"– con letra adaptada por Javier Lete.

Aquel mismo año –septiembre de 1976– Gorka Knörr tuvo la oportunidad de dar un recital, junto con Lluís Llach en el frontón de San Juan de Luz, recital que finalizó, a petición del público, con la canción "L'estaca" interpretada por Gorka en euskera, acompañado por Lluís Llach al piano.

A aquel recital le siguió una gira por Buenos Aires, Venezuela y, posteriormente, París donde conoció a Paco Ibañez. »Fue un encuentro con comida en su casa –evoca cariñosamente Gorka–, en la rue Delambre, servida por su madre, con la que hablaba en euskera. Para mi fue una experiencia inolvidable estar en su casa y cantar allí, en el comedor, con una persona a la que había ido a ver en un recital semiclandestino en la Universidad de , Barcelona, allá por 1968.»

En 1978, Movieplay editó su cuarto LP: "Herri bat gara"; disco en el que Gorka incorporó una hermosísima canción dedicada a la libertad: "Askatasun galeraziari":

«Ene maitia, oi zoragarria, / kantatzen dizut penak artuta, / Et zaitut oro ikusten / oso urruti zara-ta / nahiz eta zure gorputza / ene ondean edukita. / Zure begiek, / sorginen antza, / deraukate presso ene bihotza. / Baina ene bihotz trixterik / kaiolan sartura, / zure begien ura edaten / aski ez zaiola.»

«Mi querida, enloquecedora / te canto cogido por las penas. / No te veo completamente / pues estás muy lejos / a pesar de que tu cuerpo / lo tengo junto a mí. / Tus ojos / a la manera de las brujas, / tiene preso mi corazón. / Pero mi corazón está triste / metido en una jaula; / el beber el agua de tus ojos / no le es suficiente.»

Posteriormente, tras dos años en los que abandonó temporalmente la canción, editó su quinto disco: "Gutunak" (1980), en el que recoge, entre otras, su canción "Begi urdiñetako gizonari", canción-carta dirigida a Telesforo Monzón –escritor, político y líder nacionalista vasco– que contiene una de sus reflexiones personales sobre la violencia.

A partir de 1983, Gorka decidió dedicarse enteramente a la política, aunque sin dejar de cantar y acudir a la llamada de organizadores de festivales benéficos en defensa de las ikastolas, en particular, y de la lengua vasca, en general.

En el ámbito político, ha sido asesor personal del lehendakari Garaikoetxea, director del Instituto Vasco de Estadística, diputado en el Parlamento Europeo por Eusko Alkartasuna (EA), secretario general de AC y vicepresidente primero de la Mesa del Parlamento Vasco hasta mayo de 2005.

Pese a su intensa actividad política, Gorka no dejó de componer canciones y de grabarlas; porque como el mismo dice en una de sus canciones de 1984: »pluma, guitarra y voz / son mis herramientas, / nacidas y forjadas / junto a mi corazón.» En 1985 grabó "Hegaldia", y en octubre de 2000, "Gogoaren taupadak", editado por Elkar.

Posteriormente, retirado de la vida política activa, Gorka Knörr grabó su octavo trabajo discográfico: "Arimaren zurbiak - Ponts de l'ánima" ("Puentes del alma") (Elkar, 2005) disco creado con la siempre fiel colaboración de su hermano Natxo Knörr y la dirección musical de Koldo Uriarte.

En este nuevo trabajo, Gorka tiende un puente entre su media identidad vasca y su otra media identidad catalana, por lo que incluye seis temas cantados en catalán y cinco en euskera; incorpora, además, una canción en castellano titulada "Antes de volver a encontrarte", que lleva la firma de Mohamed Sidati, responsable del Frente Polisario para Europa.

Más recientemente, en 2012, la discográfica Elkar ha publicado un CD titulado "Ez Dugu Etsiko. Antologia", en el que se recogen veinte de sus más significativas canciones de Gorka.

(Fotografías de Karlos Knörr y Amaia Zabalo.)

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)