×
×

Inés Saavedra

Inés Saavedra

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

Un mundo sin música es caos; necesito hacer y escuchar música para vivir en equilibrio.
No puedo decir cuando fue que la “música” se metió dentro de mí, si es que en algún momento no estuvo dentro.



El primer recuerdo que tengo de cantar es de bien pequeñita, tarareando sobre los discos de vinilo de música clásica que ponía mi padre para hacernos dormir. El siguiente es de construir melodías sobre la primera cuerda de mi primera guitarra, la cuerda a la que llegaban mis manitas. En el colegio me encantaban los jueves, que era el día que teníamos coro.

Bastante más tarde, con mis primeros ahorros me compré un equipo de música y algunos cassettes para grabar todas las canciones que me gustaban y que pasaban por la radio (en su mayoría, de otras latitudes).


Mis primeros estudios musicales los hice en el Conservatorio Musical "Ma. Angélica Piola", donde aprendí a leer y a tocar partituras de obras clásicas de guitarristas internacionales. Pero yo quería aprender los acordes que necesitaba para tocar y cantar esas canciones populares que me gustaban. Casi sobre el final de esos años de estudio, logré que el director del conservatorio, me enseñara algunos y a partir de ese momento empecé a componer mis primeras canciones (que componía con vergüenza encerrada en mi cuarto).

Fue un ex-compañero del coro del colegio, Carlos Rojí, el primero en “arrastrarme” fuera de mi habitación, invitándome a formar un dúo (Intentos) para cantar nuestras canciones, que luego se convirtió en trío (Verdades Inútiles) con la incorporación de Guzmán Escardó (ex-profesor de guitarra de Carlitos).

Con Verdades Inútiles tuve mi primera experiencia de dedicación intensa a la música preparando un repertorio que presentamos en 1998 en el Teatro Puerto-Luna.

          

Tiempo más tarde, conocí a Daniel López quien me llamó, a comienzos de 2001, para proponerme que me presentara como solista en un certamen para cantautores organizado por AGADU. En ese certamen quedé seleccionada y obtuve como premio disponer del teatro para ofrecer un espectáculo con mis canciones.

El 12 de octubre de 2001 me presenté por primera vez como solista con banda.

Hasta mediados del 2002, descarté toda posibilidad de grabar un disco; no me sentía preparada ni afín con las canciones que tenía hasta el momento, pero seguía haciendo canciones y trabajando también como intérprete, principalmente con el maestro Esteban Klisich (maestro de Jorge Drexler entre tantísimos músicos de primera línea). Con Esteban grabé como solista intérprete en sus discos “Veintiocho” y “Kraj”.


En el interín me compré una guitarra de acero y no bien la tuve entre mis manos, empecé a “parir” canciones nuevas. Canciones que sí merecían ser grabadas en mi primer disco: “Las Casualidades No Existen” que llegó en 2005 después de un minucioso trabajo de preproducción que hicimos con Dany y donde grabaron artistas de primer nivel del panorama musical uruguayo.

Con ese disco gané importantes reconocimientos como la nominación a “Mejor Solista del Año” de los Premios Graffiti, o el segundo premio a “Jóvenes talentos de la Música Popular”.

En 2008 salí de gira por España, Portugal, Alemania, Suecia y Dinamarca, tras la cual decido dejar Uruguay para irme a probar suerte en España. Regreso a Uruguay sólo para grabar mi segundo. disco: “Azul y Verde” que edité en 2009 y con el que pensaba realizar mi gira de presentación oficial en España.

Tuve la mala fortuna de que mi mejor momento coincidiera con el peor de los españoles y la gira se canceló. De ese disco lo único que pude cosechar fueron las 4 estrellas que me dio la revista especializada World 1 Music.

Mientras esperaba a que pasara un poco de tiempo y ver cómo se desarrollaban los acontecimientos, decidí reinventarme incursionando en la música infantil aprovechando esa conexión especial que tengo con los niños de toda la vida.

Fue así como en 2010 edité mi primer disco de canciones infantiles “Epi epi A!” en torno al cual monté un concierto lúdico-didáctico junto a Mamen García, actriz y guionista. Con ese disco también obtuve importantes reconocimientos como la nominación a “Mejor Album Infantil” de los Premios Graffiti, las más de 7 veces que estuvo en el n.º 1 de Babyradio o la recomendación del programa “La Estación Azul de los niños” de RNE5.

Al margen de mi nueva propuesta infantil, seguí componiendo canciones para adultos y presentándome a diversos certámenes de cantautores de los cuales quedé finalista: "Viladecans" (Barcelona), "Abril para Vivir" (Granada), "Pay-pay" (Cádiz), "Virgen de Tiscar" (Alicante) y "Jordi Francolí" (Tarragona).

En 2010, me invitaron a participar en el aniversario de los 100 años de Miguel Hernández para el que decidí musicalizar uno de sus poemas: “Las abarcas desiertas”, con tal buena acogida que decidí embarcarme en la grabación de mi cuarto disco: “Letras y Música” (2012) en el que incluí musicalizaciones de Mario Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Alfonsina Storni, Pablo Neruda y por supuesto el poema de Miguel Hernández, intercalados por varias obras instrumentales.

Un disco totalmente diferente a los anteriores y en torno al cual monté un concierto teatralizado con una actriz que contaba lo sucedido en una tertulia imaginaria de estos poetas dando paso a las musicalizaciones durante su relato.

En 2014, obtuve el Primer Premio del Certamen de Composición Musical “En Clave 15” organizado por la Biblioteca de Castilla-La Mancha en el Alcázar de Toledo con la canción "En Silencio" que compuse especialmente para dicho certamen.

Siempre alternando los conciertos de adultos con el de niños, en 2015 decidí editar mi segundo disco de canciones infantiles: “Epi epi A! 2”, quinto en mi carrera, montando un nuevo concierto teatralizado lúdico y didáctico con el que junto a Mamen García (alias Pichu) me muevo por toda España.

Y esta historia continuará…

              

                         

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)