×
×

Joan Manuel Serrat

Joan Manuel Serrat

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Lugar de residencia: 

Detalle autor

Biografía

JOAN MANUEL SERRAT nació en el distrito de Poble-sec en Barcelona el 27 de diciembre de 1943.

Su niñez, según el mismo describió en 1970, a través de una de sus canciones, fue sencillamente feliz: «Tenía diez años y un gato peludo, funámbulo y necio, que me esperaba en los alambres del patio a la vuelta del colegio. / Tenía un balcón con albahaca y un ejército de botones y un tren con vagones de lata roto entre dos estaciones. / Tenía un cielo azul y un jardín de adoquines y una historia a quemar temblándome en la piel. [...] / Tenía una casa sombría, que madre vistió de ternura, y una almohada que hablaba y sabía de mi ambición de ser cura. / Tenía un canario amarillo que sólo trinaba su pena oyendo algún viejo organillo o mi radio de galena. / Y en julio, en Aragón, tenía un pueblecillo, / una acequia, un establo y unas ruinas al sol. / Al viento los ombligos, / volaban cuatro amigos, / picados de viruela / y huérfanos de escuela, robando uva y maíz, chupando caña y regaliz. Creo que entonces yo era feliz. / Tenía cuatro sacramentos y un ángel de la guarda amigo y un "Paris-Hollywood" prestado y mugriento escondido entre mis libros. / Tenía una novia morena, que abrió a la luna mis sentidos jugando los juegos prohibidos a la sombra de una higuera. / Crucé por la niñez imitando a mi hermano. Descerrajando el viento y apedreando al sol. / Creo que entonces yo era feliz.» (Letra de la canción "Mi niñez")

A los dieciséis años, tras obtener el título de tornero fresador en la Universidad Laboral de Tarragona, su padre le regaló su primera guitarra –«compañera fiel que nunca engaña»– y empezó a cantar y a componer sus primeras canciones. Ya, por entonces Joan Manuel se sentía muy interesado por los cantautores franceses como Aznavour, Bécaud, Brel o Brassens.

A partir de 1960, Serrat ingresó en la Escuela de Peritos Agrícolas de Barcelona, hizo el llamado "servicio militar" –que era obligatorio– y formó, junto a tres de sus compañeros, un primer conjunto musical cuya aventura no llegó lejos. «Por entonces –cuenta Serratyo había escrito algunas canciones como "Una guitarra" o "La mort de l'avi"».

A principios de 1965 –concretamente en el mes de febrero–, Joan Manuel logró cantar en directo, en el programa "Radio-Scope", de Radio Barcelona; programa dirigido por el periodista Salvador Escamilla (1931-2008), en el que participaban cantantes catalanes que querían iniciarse en el mundo de la música. En aquella ocasión, con los nervios a flor de piel, Serrat cantó lo que en ese momento era su repertorio: "El mocador", "Ella em deixa", "La mort de l'avi" y "Una guitarra".

Escamilla, al escucharle quedó sorprendido. «El programa era en directo –comentaba– y cuando cantó Joan Manuel fue muy aplaudido. Estaba claro que era muy bueno. De manera que le propuse venir a cantar a la radio tres días a la semana, cosa que realizó durante tres años.»

A partir del éxito de Serrat en la radio, Salvador Escamilla le puso en contacto por una parte, con la discográfica Edigsa –donde, en 1965, grabo un primer single que contenía, precisamente, las mismas cuatro canciones anteriormente citadas–; y, por otra, con los fundadores del colectivo "Els Setze Jutges" quienes al escucharle cantar le propusieron que se integrara en el colectivo; propuesta que Joan Manuel aceptó, ocupando el número 13 de Els "Jutges".

          

La primera actuación de Serrat con "Els Jutges" fue en el Centro Cultural de Esplugues de Llobregat donde cantó junto con Remei Margarit y Joan Ramon Bonet el 4 de mayo de 1965. Pocos días después, el día 9, se presentó por primera vez en Barcelona, en la Capella Francesa, junto con Miquel Porter, Mari Llaudaró y Maria del Carmen Girau; y el día 31 participó en el histórico homenaje a "Els Setze Jutges" que se celebró en el teatro Romea, en el que cantaron y recitaron: Miquel Porter, Josep Maria Espinàs, Martí Llaudaró, Maria del Carmen Girau, Maria Amèlia Pedrerol, Guillermina Motta, Enrick Barbat, Delfí Abella, Xavier Elies, Remei Margarit y Joan Manuel Serrat. (Pi de la Serra estaba en la mili y Joan Ramón Bonet estaba embarcado).

Al año siguiente –1966–, grabó dos singles más en los que se pueden escuchar piezas tan fundamentales en su obra como "Ara que tinc vint anya", "Paraules d'amor" o "Cançó de matinada", tema en el que Joan Manuel nos ofrece un hermoso poema/canción descriptivo de la vida cotidiana a través del sereno amanecer en una aldea, y con el que obtuvo el "Trofeo Gavina del Gran Premi del Disc Català".

Aquellos tres primeros singles tuvieron un gran éxito, dentro y fuera de Cataluña –del tercero, por ejemplo, se vendieron más de cien mil copias. A partir de ahí, en 1967, Edigsa le publicó su primer LP en el que se recogieron cinco de sus primeras canciones y otras cinco inéditas.

Aquel álbum fue galardonado con el "XII Gran Premi del Disc Català" y Joan Manuel Serrat definitivamente inició una carrera musical y artística imparable: Actuó por primera vez en TVE cantando en catalán; dio su primer recital en solitario en e Palau de la Música, de Barcelona –1 y 2 de abril de 1967–; y su popularidad traspasó los límites de Cataluña extendiéndose por todo el país, hasta el punto de conseguir situar sus canciones "Paraules d'amor" y "Cançó de matinada" en el número uno de las listas de éxitos nacionales; acontecimiento insólito en aquellos años de represión lingüística y cultural.

Si el año 1967 fue clave para Serrat, respecto al logro de su popularidad, 1968 lo fue, igualmente, en lo que se refiere a la definición de lo que sería su futuro profesional como creador y como cantante.

                

Aquel año, Joan Manuel anunció que había decidido empezar a cantar también en castellano; decisión que concretó en la grabación y edición de un single con la discográfica Novola-Zafiro con dos canciones: "El titiritero" y "Poema de amor" –primer single con canciones en castellano firmado, por primera y última vez, como "Juan" Manuel Serrat–.

Aquella decisión dio origen a un conflicto cultural y político en Cataluña –en torno al idioma– que dio origen al planteamiento de dos posiciones enfrentadas: una protagonizada por los creadores que defendía –y siguen haciéndolo coherentemente– el "monolingüismo militante" a la hora de componer e interpretar sus canciones; y la otra posición protagonizada por quienes eran partidarios, como Serrat, del bilingüismo.

Bilingüismo que Juan Manuel quiso subrayar con claridad editando –el mismo año en que grabó sus primeras canciones en castellano– uno de sus LP's más comprometidos con la cultura catalana de su época: "Cançons tradicionals" (Edigsa, 1968), disco en el que contó como arreglista y director musical con Antoni Ros-Marbá.

En el contexto de ese bilingüismo hay que enmarcar otro acontecimiento clave en la biografía de Serrat; me refiero al que se produjo cuando, también en 1968, Televisión Española le designó como posible representante de nuestro país en el Festival de Eurovisión.

Sobre aquel acontecimiento, Manuel Vázquez Montalbám, en el libro que dedicó a Serrat en Ediciones Júcar (1973), escribe la siguiente crónica:

»Hay un punto que pudo ser clave, y no lo fue, en la ascensión de Serrat a los cielos del "consensus" masivo. Fue el "affaire" de su participación en el Festival de Eurovisión de 1968. Televisión Española eligió a Joan Manuel Serrat como su representante; con ello refrendaba el primer "boom" del cantante [...]. Las maneras de Serrat eran exportables, su estilo también. Se trataba de encontrarle una canción festivalera más o menos apta para sus condiciones, y el chico haría el resto. A cambio, una promoción nacional e internacional sin precedentes. [...]

Una noche, millones de televidentes presenciaron la presentación de Serrat ante las cámaras, como elegido paladín para la causa de TV. [...] Cantó lo mejor de su repertorio en catalán y las escasas piezas que ya entonces había grabado en castellano. Finalmente, la canción elegida para el Festival: "La, la, la", original de Manolo y Ramón, más conocidos por el Dúo Dinámico. La combinación Serrat-Dúo Dinámico, venía a ser algo así como la confirmación de las tesis literarias de Eliot: la unidad lógica entre tradición y revolución. [...]

             

Serrat fue nacional e internacionalmente promocionado por TVE. Pero, a medida que se acercaba el emplazo del festival, se agudizaban los matices de la cuestión hasta el punto de que dejaron de ser matices. En Cataluña, no había sido bien aceptado que Serrat cantara para una entidad no muy dedicada a la promoción de la cultura del país. No es de extrañar, pues, que se fuera radicalizando la campaña contra la participación de Serrat. El cantante estaba empeñado entonces en su campaña de autopromoción internacional previa al festival. Al enterarse de la envergadura que tomaba el estado de opinión en Cataluña, trató de negociar con TVE la posibilidad de cantar ante toda Europa una canción en catalán.

La propuesta era muy inteligente y podía haber sido aceptada inteligentemente. Pero una vez más se impuso el no. Serrat declaró entonces que no cantaría en el Eurofestival. Fue un momento dificilísimo. El cantante arriesgaba su futuro cuando aún no estaba demasiado consolidado su presente. La reacción inmediata fue el silencio de Serrat a través de las emisoras de Radio Nacional y de TVE.»

Al año siguiente, 1969, se disolvió el colectivo Els Setze Jutges; colectivo al que Serrat le rindió su homenaje –en 1996– con la grabación de un doble álbum titulado "Banda sonora d'un tems, d'un país".

En 1969 Joan Manuel Serrat grabó tres LP's, uno en catalán, que apareció titulado simplemente con su nombre, en el que incluyó la canción "Com ho fa el vent"; y dos en castellano; discos en los que inicia su aproximación –creo que en aquel momento imprescindible– a nuestros grandes poetas contemporáneos; concretamente a Alberti –en "Paloma"– y, de forma monográfica a Antonio Machado"Dedicado a Antonio Machado"–.

En octubre de 1969, Serrat –acompañado de su amigo y cómplice artístico Ricardo Miralles– emprendió también su primera gira, de tres meses, por Latinoamérica: Brasil, Argentna, Chile, México, Perú, Colombia, Venezuela, Puerto Rico y Santo Domingo. Gira en la que entusiasmó al publico de todos los países que visitó, y en la que llegó a convertirse –como hoy lo sigue siendo– en uno de los grandes ídolos de la "canción de autor" internacional. «Fue –como afirma el propio Serratla gira del descubrimiento, del asombro».

De regreso a Barcelona, en 1970, Joan Manuel emprendió una carrera imparable repleta de bellísimas e inolvidables canciones, de multitud de recitales y de permanentes grabaciones discográficas en castellano y en catalán.

En castellano, concretamente, las siguientes: Un LP sin título, con temas como "Mi niñez" o "Como un gorrión" (1970); "Mediterráneo" (1971) –en el que incluyó la canción "Vencidos" sobre un poema de León Felipe–; "Miguel Hernández" (1972); "Canción infantil" (1974) –con verdaderas joyas como "Romance de Curro «El Palmo»"–; "Para piel de manzana" (1975) –primer disco grabado en la discográfica Ariola que se publicó de manera casi clandestina, debido a unas declaraciones de Joan Manuel acerca de los fusilamientos de cinco militantes antifranquistas por las que se vio obligado a exiliarse a México–; "1978" (1978) –para mí uno de los más bellos discos de Serrat con arreglos de Josep Maria Bardagi, desde entonces amigo, músico y arreglista inseparable de Joan Manuel hasta su fallecimiento en 2001–; "En tránsito" (1981); "Cada loco con su tema" (1983); "Serrat en directo" (1984) "El Sur también existe" (1985) –monográfico dedicado a poemas cantados de Mario Benedetti; "Bienaventurados" (1987); "Material sensible"(1989); "Utopía"(1992); "Nadie es perfecto" (1994); "Sombras de la China" (1998); "Cansiones - Tarres Serrat (2000); "Bersos en la boca" (2002); o "Hijo de la luz y de la sombra" (2009) –nuevo monográfico dedicado a Miguel Hernández con motivo del centenario de su nacimiento–.

Respecto a la discografía en catalán, Serrat nos ha venido ofreciendo "Serrat 4" (1970) –en el que dedica una de sus canciones a Joan Salvat-Papasseit–; "Per al meu amic" (1973); "Res no és mesquí" (1977); el recopilatorio "Encontre" (1980); "Tal como raja" (1980); "Fa vint anys que tinc vint anys" (1984) y "SerratMô" (2006).

         

A esta amplia discografía habría que añadir otras cuatro obras importantes: "Sinceramente teu" (1986) –disco grabado en Brasil en el que Joan Manuel cantó algunas de sus canciones en portugués, junto a Maria Bethania, Fagner, Gal Costa, Caetano Veloso y Toquinho–; "El gusto es nuestro" (1997) –en el que se recogen las canciones de un espectáculo creado en común con Víctor Manuel, Ana Belén y Miguel Ríos–; "Serrat sinfónico" (2003) –recopilatorio de dieciséis de sus canciones más significativas, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña–; y, más recientemente, su "Antología desordenada" (2014) compuesta de 4 CS's y 50 canciones.

Mención aparte hay que destacar el encuentro artístico y la colaboración que Joan Manuel ha mantenido con Joaquín Sabina en estos últimos años; encuentro y experiencia que Serrat describe con estas palabras: «Siempre que nos juntábamos con Joaquín Sabina salía el tema: "Tenemos que hacer una gira juntos". Y un día la hicimos. Las apuestas estaban en que no íbamos a durar y, sin embargo, el concierto y el disco –"Dos pájaros de un tiro" (2007)– duraron y fueron un éxito. Tanto, que tuvo su remake en 2012, y en esta ocasión le dimos una vuelta de tuerca al proyecto, al escribir al alimón un disco con nuevas canciones. Bajo la producción de Javier Limón, nos embarcamos con el disco "La orquesta del Titanic", alrededor del cual construimos el nuevo espectáculo: "Dos pájaros contraatacan". Fueron 34 conciertos que nos llevaron por Uruguay, Chile, Paraguay y Argentina, de los cuales 19 tuvieron lugar en el prestigioso Luna Park de Buenos Aires. Acabamos en la cancha del Boca Juniors, la famosa Bombonera, para luego continuar en España con otros treinta conciertos».

Finalmente concluimos este intenso y fértil recorrido, en torno a la vida y la obra de Serrat, con las palabras que él mismo escribe concluyendo –de momento– su autobiografía:

«Desde mi debut en el mundo de la música hasta la fecha no he dejado de escribir canciones, de grabar discos y de hacer giras por el mundo en los más variados formatos. Un año sí y el otro también, mi objetivo ha sido escribir canciones nuevas para montar un nuevo espectáculo y salir de gira otra vez. Yo, por lo menos, todavía no he descubierto una manera mejor de pasar la vida que haciendo giras y cantando para la gente. Así que, en la medida en que la salud y el público me lo permitan, y gracias a mi mujer, que ha tenido la generosidad de tirar del carro de la casa, de los hijos y de los perros con el marido de gira, aquí sigo. Y ahora viene ya la gira con la que me propongo conmemorar mis bodas de oro con la canción. Continuará».

               

(Fotografías: Pep Puvill, Toni Catany, Colita, Jorge Navarro.)

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)