×
×

Moncho Alpuente

Moncho Alpuente

Tipo: 
Autor / Intérprete
Fecha de nacimiento: 
Año de nacimiento: 
Lugar de nacimiento: 
Fecha de fallecimiento: 
Año de fallecimiento: 

Detalle autor

Biografía

MONCHO ALPUENTE nació en Madrid el 23 de mayo de 1949 e inició su apasionante aventura artística –musical y iteraria– en 1969, año en el que creó el grupo "Madres del Cordero".

Moncho, que había sido promotor de una empresa discográfica y que conocía de cerca y en profundidad el nacimiento y la evolución de la llamada "nueva canción", tanto en Madrid como en el resto de España, se planteó la necesidad de crear un grupo musical que vehiculara el rechazo a la dictadura y la reivindicación de la libertad por cauces expresivos completamente distintos de lo que comúnmente se venían utilizando; cauces musicales y poéticos que permitirían hacer llegar la canción al máximo de personas posibles, para darle así su auténtico carácter popular.

En esa línea de pensamiento, Moncho decidió que esos renovados, y renovadores, cauces expresivos debían fundamentarse en la utilización de un lenguaje sencillo y directo que conectara con la realidad, es decir, con los problemas y con las situaciones reales, concretas y cotidianas de la gente: un lenguaje descriptivo –llamémosle "fotográfico"– fácilmente comprensible, y con el que todo el mundo pudiera identificarse.

Para ello optó por la utilización de la sátira, del humor y del divertimento como los elementos esenciales en la composición, tanto poética como musical, de sus canciones. Lo importante para él era conseguir caricaturizar, a través de la canción, las realidades sociales fascistas, burguesas y antidemocráticas de su entorno, de tal forma que la gente pudiera conectar con ellas pasando de la risa a la rebeldía airada, o, si se quiere, del sano cachondeo a la "mala leche" revolucionaria y comprometida.

Así, y con esos planteamientos nació el grupo "Madres del Cordero", integrado por Moncho Alpuente, Antonio Piera, Luis Cocodi, Arturo Bodelón, Jerónimo Martínez y Antonio Gómez.

El grupo "Las Madres del Cordero" tuvo que enfrentarse duramente con una censura gubernamental implacable, que implicó que pudieran llegar a la gran mayoría de la población tal y como se habían planteado.

«Nuestro repertorio –comentaba Monchollegó a ser más conocido por el departamento de censura del ministerio de Información y Turismo que por nuestro público potencial, público con el que sólo podíamos conectar con recitales y festivales clandestinos, o semiclandestinos, celebrados en colegios universitarios y centros obreros».

En esas circunstancias, "Madres del Cordero" se encontró con los componentes del grupo Tábano, Grupo de Teatro independiente creado por Juan Margallo, y decidieron unirse para montar un espectáculo profundamente satírico, crítico y muy divertido al que llamaron "Castañuela 70".

"Castañuela 70", que se representó en el teatro de La Comedia, de Madrid, tuvo mucha repercusión social, pero finalmente fue un espectáculo censurado y prohibido por la Dirección General de Seguridad, lo que supuso la disolución del "Las Madres del Cordero".

Tras esa disolución, Moncho Alpuente fundó, en 1972, un nuevo grupo llamado "Desde Santurce a Bilbao Blues Band", con la misma línea musical, y con el humor y la sátira como formas de expresión; grupo que, con la producción de Alain Milhaud, grabó el LP "Vidas ejemplares" (1973).

Aquella fue una nueva e interesante historia musical que finalizó el 19 de noviembre de 1975, en la Sala Ku, de San Sebastián, con la detención y el encarcelamiento de sus protagonistas, acusados de injurias al Jefe del Estado que, en aquel momento, ya las estaba "palmando".

Cinco años depués, Moncho Alpuente, "el indomable", volvió a la carga, junto con el guitarrista Jean Pierre Torlois, y formó el grupo "Moncho Alpuente y los Kway"; grupo con el que grabó un nuevo disco titulado "Souvenir" (1980).

Tras la edición del disco "Souvenir", Moncho puso en marcha un proyecto al que llamó "THE MONCHO ALPUENTE EXPERIENCIE"; proyecto que él mismo mismo explicaba diciendo: «Son canciones satíricas, de humor, que he ido recopilando en los últimos años y que están relacionadas con la banca, con la política, con el deporte... Son como noticias comentadas para tomártelas con ironía, porque si no serían terribles.»

Se trataba de canciones que, en realidad, estaban muy vinculadas con su profesión de periodista y con su condición de "cronista no oficial de la Villa y Corte de Madrid", título que se mereció sobradamente por sus columnas en el diario "El País", o por su genial programa de radio titulado "Madrid me mata", pero que jamás se le reconoció oficialmente por su posición tremendamente crítica. Moncho en una entrevista comentaba «no soy el cronista oficial porque el Partido Popular, de Álvarez del Manzano, ex-alcalde, no lo quiso. Fui candidato a serlo el mismo año en el que proponían al periodista y escritor Luis Carandell. Manzano nos lo quitó. Soy mucho más cronista de la Villa y Corte de Madrid que la mayor parte de los cronistas oficiales.»

Con el proyecto "The Moncho Alpuente Experiencie", Moncho grabó dos discos, con la estrecha colaboración de El Gran Wyoming y El Reverendo.

El primero de esos discos fue editado por el sello de la sala Elígeme –sala de conciertos madrileña, mítica en la década de los ochenta, que crearon y dirigían Víctor Claudín y Pedro Sahuquillo–. LP publicado en 1988 que contenía, como curiosidad, una versión punk de la canción "Al vent" de Raimon.

El segundo disco del proyecto fue, en realidad, un disco-libro titulado "La experiencia es lo último que se pierde", editado por El Europeo en 2002.

Entre los dos discos anteriores, Moncho Alpuente lideró la edición de un maxi-single –single, en este caso, con tres canciones y editado con las mismas dimensiones del LP– que se tituló "Todos por el humo" (Elígeme, 1988).

Aquel maxi-single recogió las canciones "Nicotina", "Rock around the roll" y "Todos por el humo", tema en el que Mocho contó y cantó con la colaboración de Luis Eduardo Aute, Hilario Camacho, Trinidad Iglesias, Fernando Martín, Luis Pastor, El Maestro Reverendo, Joaquín Sabina, Ricardo Solfa (Jaime Sisa) y El Gran Wyoming. Dado el contenido de la canción en la carpeta del disco aparecía la siguiente advertencia: «La Dirección General de Elígeme advierte que la audición de este disco PERJUDICA SERIAMENTE A LA SALUD».

En el año 2002 Moncho Alpuente grabó también otro disco-libro realmente extraordinario titulado "Cien años de periodismo en Aragón. Humor libre" (Prames, 2002), en el que junto a Curro Fatás –líder del grupo aragonés "Puturrú de Fuá"– y Alberto Gambino, recuperaron catorce canciones satíricas que suponen una divertida aproximación a la historia de la España contemporánea contada y cantada en clave de humor.

Y, finalmente, sin entrar en la extensa obra radiofónica, periodística y literaria de Moncho Alpuente. merece la pena destacar el espectáculo "De perdidos..., Alpuente" (1 y 2 - 2004 y 2007), en los que, junto a Gaspar Payá, Cuco Pérez y El Reverendo, nos ofreció lo que el llamó «un noticiario cantable elaborado con canciones desechables y reciclables que cantan lo que los telediarios no cuentan y cuentan lo que los telediarios no cantan».

Moncho Alpuente murió, como consecuencia de un infarto, el 21 de marzo de 2015.

(Biografía escrita por Fernando G. Lucini).

                

«Cantemos como quien respira. Porque eso es la libertad, porque es decir que somos quienes somos, porque eso es el amor: respirar o cantar. Porque ambas cosas son la misma: Poesía» (Gabriel Celaya)