×
×

Ensayo II. Canta Hilario Camacho

Ensayo II. Canta Hilario Camacho

Año de publicación: 
Discográfica: 

Este es el primer single grabado por Hilario Camacho siendo miembro del colectivo "Canción del Pueblo". Fue granado en 1968 y contiene dos poemas musicalizados de Nicolás Guillén.

Contaba Hilario que con los beneficios que consiguió con la venta de este disco, unas cinco mil pesetas, pudo comprarse por fin una guitarra con su propio dinero.

Es muy importante resaltar que encantada al single apareció una hoja informativa en la que el poeta Jesús López Pacheco (1930-1997) escribió el siguiente texto:

«Ha sido detenida la poesía. Sus jueces la han condenado a imprenta perpetua. Tal habría podido ser la noticia difundida por los últimos trovadores al ver los primeros libros de versos. Allí estaba la poesía encerrada, atada, descolorida y muda, tras los barrotes de las líneas; desde entonces, tendría que esperar al lector, en lugar de ir de boca en boca al pueblo, de quien nacía por manantiales llamados poetas. Los trovadores, entonces, arrojaron sus vihuelas.

Pero esa cárcel de la imprenta podía tener ventanas casi infinitas –los libros– por los que la poesía se asomaría a la calle, a la gente. Pronto, sin embargo, sus enemigos lograron controlar su número y tamaño, de modo que, ni aún pálida y muda, ni aún seca y retorcida de sufrir, pudo llegar sino a muy pocos lectores. Y así la vemos hoy, asomada tímidamente a esos escasos y pobres ventanales de las ediciones de poesía, viendo al pueblo alejado y alejada ella del pueblo.

Hilario Camacho ha recogido la vihuela de los trovadores. Junto a sus compañeros del entusiasta Grupo Canción del Pueblo –junto a Paco Ibáñez, al que todos ellos consideran como el gran "liberador"–, Hilario Camacho ha venido a liberar la poesía. A fuerza de música, de voz, jóvenes y hermosas, saca a los poetas a la calle, y los saca más vivos, como resucitados –algunos– por la guitarra. Los poetas debemos estar agradecidos a Hilario Camacho y a los verdaderos "liberadores de la poesía" por su arte auténtico».

Canciones disco: 

• El fusilamiento (Nicolás Guillén - Hilario Camacho).
• El son del deshaucio (Nicolás Guillén - Hilario Camacho).

Músicos, equipo técnico y colaboraciones: 

• Arreglos y guitarrra: Manuel Toharia.