×
×

«¡Mira Madre Los Cantantes, Quiero Ir A La Función!»

El Comentario de Lucini

Contemplando esta imagen de Pablo Guerrero cantando con su grupo en la plaza de un pueblo, me ha venido a la memoria la canción "Balada de San Asensio" que cantaban en lo años setenta un grupo riojano llamado "Carmen, Jesús e Iñaki". En esa canción se contaba esta historia que, por supuesto, no era ciencia ficción: 

Con sus guitarras y flautas

los juglares van entrando

por las afueras del pueblo,

pueblo con nombre de santo

el nombre del santo Asensio.

 

“Mira madre, los cantantes,

quiero ir a la función”

“Ay, hija, tú no te metas

que no tienen bendición

y sólo tendrás problemas”.

 

Llegando están a la plaza

y les llama el alguacil

que les quiere el secretario

que les tiene que decir

cuatro cosas sobre el acto.

 

“Habéis de saber -les dice-que

aquí nunca pasó nada

y que nada va a pasar,

pero sólo por si acaso

refuerzos van a llegar”.

 

Y aún añade el secretario,

que tiene la guardia atrás,

a los que vienen de afuera

y a los que son del lugar

una nueva advertencia:

 

“Si se pasan sus canciones

primero habrá suspensión,

y luego nos los llevamos

a dormir en la prisión,

sí, en la prisión de Haro”.

 

Los caciques y sus hombres

retiraron los carteles

que anunciaban la función

pero muchas de las gentes

han ido, igual que yo.

 

Sabes, madre; los cantantes

dicen cosas, dicen algo

será que cuentan verdades

que molestan con su canto

sólo a las autoridades.

 

Que yo sé bien que en el pueblo

han pasado algunas cosas

que valdrá más olvidarlas

cuando todos las conozcan

para mejor rechazarlas.

 

Con sus guitarras y flautas

míralos, madre, partir

a seguir siempre cantando,

aunque tengan que dormir

sí, en la prisión de Haro.

«Hasta las más altas hipótesis de las ciencias hay que hacerlas poesía, que es el alimento que recibe el pueblo...; no hay doctrina que se asimile mientras no se haga poesía... El pueblo necesita que le canten, que le rían, que le lloren, mucho más que que le enseñen.» (Miguel de Unamuno)