×
×

Me Queda La Palaba

Me Queda La Palaba

Editorial: 
Año publicación: 

«"Me queda la palabra˝ es el conjunto de diecinueve entrevistas realizadas en el curso de los dos últimos años a algunos de los elementos más característicos de la canción en España e Hispanoamérica. Es el libro-testimonio que abarca todas las lenguas y nacionalidades del Estado. En él básicamente se exponen y explican todas los diferentes porqués de su existencia, de su permanencia y de su validez. No hay demagogia, ni en ningún momento se ha pretendido, por ello este libro no llega a ninguna conclusión sino que deja al lector sacar sus propias consecuencias a todo lo expuesto. No están todos los que son, pero si que son todos los que están. Solamente aclara que la reducción de intérpretes a diecinueve es solamente un problema de espacio, ya que todas las entrevistas que aquí aparecen están transcritas en su totalidad, no se ha añadido ni se ha eliminado nada, y en cada caso en particular nunca ha existido un tiempo límite. He aquí, pues, este testimonio que la canción necesita por méritos propios, porque ha ocupado un espacio y un tiempo. El que ocupe a partir de ahora está en nuestras manos, en las de todos, ya que, como muy bien se afirma en este libro "una vez publicada, grabada o editada la canción, esta ya no le pertenece al artista sino al que la usa, al pueblo en suma.» (Textos que aparece en la contracubierta del libro)

Indice: 

• Prólogo.
• Inti Illimani: Introducción.
• Daniel Viglietti.
• Ovidi Montllor.
• Sisa.
• Adolfo Celdrán.
• Lluís Llach.
• Mikel Laboa.
• Benito Lertxundi.
• Pablo Guerrero.
• José Antonio Artza.
• Luis Pastor.
• Luis Eduardo Aute.
• Sabandeños.
• José Antonio Labordeta.
• Pi de la Serra.
• Juan Manuel Serrat.
• Manuel Gerena.
• Raimon.
• Amancio Prada

¡Cantad alto! Oiréis que oyen otros oídos. ¡Mirad alto! Veréis que miran otros ojos. ¡Latid alto! Sabréis que palpita otra sangre. No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo encerrado. Su canto asciende a más profundo cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.» (Rafael Alberti)