×
×

Veinte Años De Canción En España (1963-1983) - Vol. 1

Veinte Años De Canción En España (1963-1983) - Vol. 1

Año publicación: 
Año reediciones: 

"Fernando González Lucini, «enamorado coleccionador de tanta humanidad" –como lo define Antonio Gala en el prólogo de este libro–, ha dedicado quince años a la realización de esta obra, en la que recopila, ordena y analiza el contenido social y antropológico de las más de cuatro mil canciones grabadas en España desde 1963 a 1983.

Un serio trabajo de investigación que nace básicamente, según su propio autor con una doble intencionalidad: «Pretende ser, en primer término, una declaración de mi profunda fe en la canción y en sus creadores. Es también, a la vez, un intento de que la canción, como realidad y como aportación cultural, no se pierda. Creo que la canción debe permanecer en el tiempo como el testimonio vivo de una generación que, a pesar del dolor y de las sombras, supo creer en la vida y cantó apasionadamente a la libertad, al humanismo y a la esperanza»". (Luis Eduardo Aute en la contraportada del libro).

• El prólogo de este libro pertenece a Antonio Gala.
• La ilustración de la portada y de la contraportada es de Luis Eduardo Aute.

Indice: 

PRESENTACIÓN GENERAL DE LA OBRA.
PRIMERA PALABRA, de Antonio Gala.
PRIMERA PARTE: DE LA ESPERANZA.
– Capítulo primero: Dimensión antropológica y social de la esperanza.
– Capítulo segundo: Esperanza, canción y lenguaje simbólico.
– Capítulo tercero: El contenido de la esperanza.
– Capítulo cuarto: Los caminos de la esperanza.
– Capítulo quinto: Empieza a amanecer.
– Capítulo sexto: Canciones de cuna: de la ternura a la esperanza.
SEGUNDA PARTE: APÉNDICES.
– La canción social y antropológica en España. Algunos datos de aproximación a su nacimiento y a sus contenidos básicos (1961-1983).
– Relación de los núcleos temáticos fundamentales desarrollados en la canción.
– Relación de los cantantes citados a lo largo de la obra y sobre los que se fundamenta la investigación.
– Clasificación de las canciones por núcleos temáticos.

¡Cantad alto! Oiréis que oyen otros oídos. ¡Mirad alto! Veréis que miran otros ojos. ¡Latid alto! Sabréis que palpita otra sangre. No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo encerrado. Su canto asciende a más profundo cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.» (Rafael Alberti)