×
×

Café Libertad 8 (Madrid)

Presentación de la Sala

El Café Libertad 8, situado en el Barrio de Chueca de Madrid es la cuna de artistas y cantautores de la capital, abierto como café en 1975.

Su planta en forma de L tiene en una primera zona una barra y en una segunda parte la dedicada a las actuaciones, mesas y un pequeño escenario con una pianola de principios de siglo, que sigue en uso.

El local tiene su origen a finales del siglo XIX, cuando fue una vaquería y más tarde una tienda de vinos. En esta taberna tuvieron reuniones militantes de partidos y sindicatos. Así, el local perteneció a la célula ferroviaria del PCE.

De hecho, la calle Libertad fue un hervidero del antifranquismo durante los años de la dictadura. La sede del PCE estaba ubicada enfrente y la CNT en un piso próximo. En este local tenían tertulias los más renombrados periodistas y escritores de la capital.

A partir de 1994 el café se convirtió en uno de los núcleos de la nueva canción de autor: Pedro Guerra, Gemma y Pavel, Rosana, Ismael Serrano ... Hoy el café es reconocido en toda España y América Latina como "una cueva de la canción de autor" que sigue estando en la agenda de los consagrados como Luis Pastor, Tontxu, Lichis o Kiko Tovar.

Su primer peopietario, Ricardo del Olmo, logró así en 1994 mezclar su voluntad de apoyar a los artistas que empiezan con su visión innovadora, ofreciendo el escenario a los contadores de cuentos para adultos, convirtiéndose en un modelo hoy seguido en muchos países por cafés y pequeñas salas y teatros. Así, además de las actuaciones musicales, el local se ha convertido en un referente cultural, con un programa estable que incluye actuaciones de cuentacuentos, lectura de poesía, exposiciones de fotografía y pintura.

«Es cierto que la vida en ocasiones -largas, largas a veces- nos amarga. Y es preciso sacarnos su amargura, a gritos, de la boca. Eso hicieron los "cantautores": contagiarnos desesperadamente su esperanza... Un ramo de esperanzas sonoras, vociferantes, contestatarias... Una esperanza en marcha que se echó a cantar por los caminos apasionadamente.» (Antonio Gala)